Como armar una caja sobwoofer y no morir en el intento…

Escuchando con Curia – Como armar una caja sobwoofer y no morir en el intento…

En esta ocasión un reflector de bajos en caja sellada (closed box)

En esta sección, les muestro como "leer" la hoja de datos de un subwoofer, para así poder construir su correspondiente gabinete acústico (caja).

Primordialmente, al adquirir un subwoofer hay que solicitarle al vendedor que nos entregue la hoja de datos o "data-sheet" del mismo, que generalmente se las guardan para satisfacer sus fines comerciales, otra manera es, conociendo marca y modelo, buscar por Internet la página del fabricante y descargar los datos técnicos del mismo, aunque no hay garantías de encontrar esa información.

Otra cuestión es saber interpretar la hoja, buscando el dato necesario, ya que casi siempre los fabricantes incluyen datos para poder calcular la caja en base a increíbles formulas que son muy difíciles de resolver.

En realidad, el dato que buscamos es el volumen (volume) de la caja, expresado a veces pies cúbicos (cubic feet o cft ) y otras veces en litros (lts). En nuestro país usamos el sistema decimal, entonces será mas fácil calcular los "litros" de la caja en lugar de pies cúbicos.

Para convertir los pies cúbicos (cft) a litros solamente necesitamos una pequeña multiplicación: 1 pie cubico equivale aproximadamente a 45,5 litros entonces, si en la hoja de datos de nuestro subwoofer encontramos que dice "Volume" o Volumen igual a 1.5 cft lo calculamos de la siguiente manera: simplemente multiplicamos 45.5 por el valor de cft que conocemos, en este caso el resultado es 68.25 litros.

Ahora pasamos a descomponer los litros para obtener la medida deseada de nuestra caja. Sigamos con el ejemplo anterior, necesitamos construir una caja que tenga un volumen interno (atenti) de 68.25 litros (recuerden que 1 litro equivale a 1000 cm3) entonces para calcular ancho, alto y profundidad tenemos 2 caminos, extraer la raíz cúbica de 68.25 (solo para entendidos) o un método un poco mas rudimentario, pero igual de eficaz:

Como primera medida, debemos medir el ancho del parlante (no total, solo la parte que debe ser apoyada en la caja), por ejemplo 10 pulgadas = 26 cm (aprox.) , vale decir que el ancho siempre será superior a esa medida, y para evitar resonancias indeseables, se debe "separar" de las paredes laterales unos 5 o 6 centímetros, entonces, si sumamos los 26 cm del parlante mas los 12 cm (en total) de separación obtenemos un resultado de 38 cm de ancho.
Tenemos el ancho de la caja. Hay un precepto acústico que dice que las cajas selladas perfectamente cúbicas tienen resonancias elevadas (que se traducen en distorsión) y que una proporción adecuada del panel frontal es 4 x 3, entonces si 38 equivale a 3, aplicando una regla de tres simple obtenemos que 50,7 cm equivale a 4, solo nos queda calcular la tercer medida para completar el calculo. Ahora, si 38 * 50.7 resulta 1926.6 y los litros son 68.25 que equivalen a 68250 cm cúbicos, dividimos 68250 por 1926.6 y el resultado es la tercer medida que necesitamos, o sea 35.43

O sea, nuestra caja deberá medir 50,7 x 38 x 35,43, que si lo multiplicamos entre sí resulta obtenemos un total de 68259,44 cm cúbicos que equivalen a 68.26 litros.
Hecho el calculo, hecha la caja. Uds. se preguntarán en si estos valores se pueden modificar, la respuesta es si, siempre y cuando la multiplicación de las tres medidas nos arrojen el mismo resultado, o sea en este caso 68250, y la profundidad de la caja nos permita una distancia mínima de 10 cm entre el panel posterior y la parte trasera del subwoofer.

Como aclaración al respecto de la forma, ésta puede ser cualquiera, solamente, debemos evitar extremos muy angulosos, o lados escalonados, pero recordar siempre que las medidas que obtenemos se aplican a la parte INTERNA de la caja, porque los litros que se aconsejan son los "contenidos" en la misma. OK?.

Detalles constructivos de la caja

Para asegurar que nuestra caja cumpla con los requerimientos necesarios para una adecuada reproducción de los sonidos bajos, tenemos que poner el mayor énfasis posible a la rigidez y hermeticidad de la misma, ya que dentro de una caja acústica del tipo que detallamos se generan enormes presiones de aire, acordes a la superficie del cono y su desplazamiento.

El material adecuado para la construcción de la caja debe ser algún tipo de aglomerado o fenólico de por lo menos 19 mm de espesor, también necesitaremos gran cantidad de tornillos con cabeza fresada, sellador para madera (no pegamento), espuma acústica para forrar el interior (o en su defecto lana de vidrio o huata), el panel de conexión (nada de agujeros para pasar los cables) y por último (y a criterio del constructor) los materiales para el revestimiento o terminación que se le quiera dar.

Materiales necesarios para la caja descripta en el ejemplo:

2 tablas de 54.5 x 41.8 cm (frente y fondo)
2 tablas de 35.4 x 41.8 cm (laterales)
2 tablas de 54.5 x 35.4 cm (techo y piso)
1 pomo de sellador para madera
pegamento para el revestimiento interno.
1 conector para caja acústica
1 metro de cable para subwoofer de la mejor calidad posible
espuma acústica o equivalente
revestimiento
y obviamente el subwoofer.

1. Empezamos la construcción con la tabla del frente, realizando los agujeros pasantes para los tornillos, por lo menos un tornillo cada 5 cm.

2. Fresamos los agujeros hechos anteriormente para que las cabezas de los tornillos queden un poco por debajo de la superficie del panel (1-2 mm) , y luego "copiamos" los agujeros del panel frontal sobre el canto del panel lateral, es preferible hacer los agujeros de un diámetro inferior a los tornillos que atornillar haciendo fuerza, ya que el aglomerado o fenólico tiende a romperse.

3. Antes de atornillar el panel frontal a uno de los laterales tenemos que extender sobre el canto del lateral en forma uniforme sellador para madera, asegurándonos de este modo la rigidez y hermeticidad.

4. Ahora armamos, siguiendo el procedimiento descripto el resto de la caja, excepto el panel posterior.

5. Una vez ensamblada la caja, extendemos en las uniones internas el sellador y luego aplicamos "presión" con un dedo, de modo que el sellador penetre lo mas profundamente posible.

6. Si cuando compramos el subwoofer no trajo consigo una "plantilla" de papel para marcar el diámetro que debemos calar, entonces con una regla medimos el total del subwoofer por un lado, por otro, la longitud del ala, o sea lo que se debe apoyar en la caja, y calculamos el diámetro del agujero, lo dibujamos con un compás lo mas centrado posible y si poseemos una caladora, adelante, sino, con el taladro hacemos agujeros contiguos a una distancia prudencial de nuestro dibujo hasta lograr que el interior de nuestro agujero se separe y luego a fuerza de lima se "redondea" el agujero. Prestar atención a 2 cosas, en primer lugar el subwoofer no puede entrar a presión, y en segundo lugar tampoco puede "bailar" en ese agujero.

7. Ahora, es el momento de calar en la caja el espacio para el conector (generalmente redondo y se ponen en un lateral) siguiendo los procedimientos del punto 6.

8. Una vez concluido el tema del espacio para el conector, siguiendo los pasos anteriores, fijamos el panel trasero.

9. Con un poco de masilla plástica para autos o enduido para madera rellenamos las cavidades de las cabezas de los tornillos, para que una vez seco se pueda lijar y dejar la superficie completamente lisa.

10. Este es el momento del revestimiento interno, para ello cortamos la espuma en la medida necesaria y la pegamos en todas las caras internas, inclusive el frente, siempre dejando perfectamente libre los agujeros para el subwoofer y el conector. Obvio.

11. Aja!!!! Ahora la terminación, algunos forrarán con alfombra, otros pintarán. Uds. hagan como puedan, yo le puse alfombra… 🙂

12. Llega un momento crucial. Establecer las conexiones. Primero se debe soldar un extremo del cable al conector y luego se atornilla el conector a la caja, prolijamente, sin dañar el revestimiento. Luego se mide la longitud del cable, que no debe quedar tirante y nos permita sacar el subwoofer con comodidad, se corta el excedente y se procede a conectar el subwoofer según el tipo de conexión, ya sea terminales o tipo cuchilla o rosca. Respetar siempre la polaridad del subwoofer, tanto el terminal positivo como el negativo vienen identificado, del mismo modo que el conector, una inversión de polaridad reduce drásticamente el rendimiento en este tipo de cajas.

13. Finalmente, con mucho cuidado instalamos el subwoofer con los tornillos provistos por el fabricante, lo conectamos a nuestra potencia y… esperamos las felicitaciones de nuestros amigos :-).

Daniel Curia
Socio Adherente Nº1

.

Deja una respuesta